Frases para el día de la paz

Frases para el día de la paz

Hoy es 30 de enero, un día en el que se celebra el día de la paz y la no violencia. Es por eso que en Mujer, queremos celebrarlo de una manera especial, trayéndote una selección de frases para que puedas escoger una que te guste y la mandes a todos tus contactos. ¿El objetivo? Que, aunque solo sea por hoy, se tenga un día de no violencia y tranquilidad.

Mientras más Paz albergues en ti, mayor será tu fortaleza. Pedro Pantoja Santiago.

Más que mil palabras inútiles, vale una sola que otorgue paz. Buda.

La paz es un don de Dios y, al mismo tiempo, una tarea de todos. Juan Pablo II.

La paz comienza con una sonrisa. Madre Teresa de Calcuta.

Este mundo está lleno de violencia y no puedes cerrar los ojos a esa realidad. (…) Hay que confrontarla porque solo conociéndola la puedes cambiar. Es imposible transmutarla si la desconoces. Si no comprendemos la verdad del mundo jamás tendremos paz, pues esa paz mundial que deseamos está basada en una cierta consciencia del mundo mismo. Yoko Ono.

Dionisio dice: la carrera no es más que un retorno de todas las criaturas y un unirse en la descreación. Y cuando el alma llega a este punto, entonces pierde su nombre y Dios la atrae hacia sí, de manera que se anonada, así como el sol atrae hacia sí a la aurora para que se aniquile. (…) Pero la paz absoluta no está en ninguna parte excepto en un corazón separado. Maestro Eckhart.

Para hacer la paz se necesitan por lo menos dos, mas para hacer la guerra basta uno sólo. Erasmo de Rotterdam.

Si quieres vivir en paz, escucha, observa y calla. Pierre Joseph Proudhon.

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor. Antoine de Saint-Exupéry.

Cuando el poder del amor sea más grande que el amor al poder, el mundo conocerá la paz. Jimy Hendrix.

La mejor de todas las armas para contrarrestar la bomba atómica es la paz. Albert Einstein.

Si queremos gozar la paz, debemos velar bien las armas; si deponemos las armas no tendremos jamás paz. Cicerón.

Hasta que quienes ocupan puestos de responsabilidad no acepten cuestionarse con valentía su modo de administrar el poder y de procurar el bienestar de sus pueblos, será difícil imaginar que se pueda progresar verdaderamente hacia la paz. Juan Pablo II.

Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros. Confucio.

Hay algo tan necesario como el pan de cada día, y es la paz de cada día; la paz sin la cual el mismo pan es amargo. Amado Nervo.

Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes. Isaac Newton.

Todos quieren la paz, y para asegurarla, fabrican más armas que nunca. Antonio Mingote.

La paz no puede mantenerse por la fuerza. Solamente puede alcanzarse por medio del entendimiento. Albert Einstein.

Existe una tentación extremadamente sutil y peligrosa de confundir la paz con la simple ausencia de guerra, como estar tentados de confundir la salud con la ausencia de enfermedad, o la libertad con el no estar preso. La terminología es a veces engañosa. Por ejemplo, la expresión “coexistencia pacífica” significa ausencia de guerra y no verdadera paz. Dominique Pire.

Sin comentarios todavía

Deja un comentario