Polémica en torno a la lactancia

La lactancia es un proceso natural por el que se alimenta al bebé, aunque durante unos años, se consideró anticuado y muchas madres lo sustituyeron por el biberón, lo cierto es que en la actualidad se considera la forma más sana y completa para que el bebé se alimente. En España, no es extraño ver en parques y zonas públicas a madres dando el pecho a los bebés, y hasta el momento, nadie ha considerado la práctica ofensiva…

lactancia

Pero parece que en Dinamarca la cosa es algo distinta… La polémica empezó hace tan solo unas semanas cuando una madre fue invitada, junto a su bebé lactante, a abandonar un restaurante después de que algunos clientes consideraran ofensivo que la mujer alimentara a su bebé en el lugar.  Pero el hecho no se quedó en un incidente aislado, y es que según apuntan varias madres danesas de reconocido prestigio nacional, las quejas han aumentado de forma considerable en los últimos tiempos, a pesar de ser una práctica habitual desde hace tiempo.  La respuesta por parte del Gobierno no se ha hecho esperar y se ha promulgado una ley por la que se prohíbe amamantar a bebés en restaurantes y cafés del país.

Pero la cosa no queda hay, y es que las madres danesas no van a renunciar tan fácilmente al derecho de dar el pecho a sus hijos en público, de momento la primera medida para luchar contra esta ley ha sido una curiosa protesta: 300 madres de la capital danesa han protestado frente al ayuntamiento de una curiosa forma… ¡amamantando a sus bebés!

Puede que esta polémica reforma no sea más que el principio del fin de la habitual estampa de madres dando el pecho a sus hijos en público…

¿Os parece que esta ley podría llegar a aplicarse en España? ¿Os molesta que se dé el pecho en público? Estamos esperando vuestras opiniones…

Etiquetas: , , , , , ,

4 comentarios a “Polémica en torno a la lactancia”

  1. junio 20, 2013 at 8:15 am #

    La intolerancia es una de las características de las malas personas. Qué daño puede hacer a nadie que una mujer amamante a su bebé en un restaurante. Siempre que no lo haga provocando con la desnudez de su pecho al resto de los comensales, no veo por qué habría que prohibir esa práctica.

    La hipocresía de las sociedades modernas es bien conocida. Mal por los políticos daneses, muy progresistas para unas cosas y muy retrógrados para otras.

  2. "Anónimo"
    junio 20, 2013 at 8:39 pm #

    Hombre, no es algo agradable de ver y en un restaurante una visión de este tipo te puede estropear la comida. No tendría que hacer falta que estuviese prohibido porque una persona con un mínimo de inteligencia comprende que eso va a molestar a bastante gente y no lo haría, a mí en concreto me es indiferente pero cada persona es un mundo y hay que tener un poco de respeto.
    Otra cosa es en un parque o algo así, ahí no veo problema.

    Es un acto natural y eso, pero también lo es eructar por ejemplo y no creo que esté bien visto hacerlo en público.

    PD. En fin, hay que ver si la cosa queda ahí o no, ay, es que es un tema difícil. :)

  3. "Anónima"
    junio 20, 2013 at 10:11 pm #

    ¿Que te puede estropear la comida ver a un bebé mamando en un restaurante porque no es agradable de ver?
    Dios mío, cualquiera diría que estás hablando de un bebé cagando.
    ¡Que es un bebé comiendo igual que tu, solo que él en vez de usar un tenedor toma la comida de otra forma!
    No entiendo cómo algo tan inocente y tierno como un bebé tomando el pecho puede resultar a nadie molesto para comer. ¡Así nos va!
    ¿Y lo comparas con los eructos?
    Un eructo puedes evitar hacerlo allí, y además como adulto puedes controlarlo(el bebé no controla cuándo tener hambre).
    Si una madre está de viaje con su bebé ¿dónde le da el pecho? en la calle dirán que no es adecuado, el el restaurante dices que te estropea la comida. ¿Tiene que esconderse en el sucio wc público con su bebé para darle de mamar?

  4. maria
    julio 5, 2013 at 5:24 pm #

    yo he dado el pecho durante 12 meses a mi hijo y algunas veces no tenía más remedio que amamantarlo en lugares públicos. y si una es discreta y no va enseñando “teta y pezón” no tiene ningún problema. de hecho la mayoría de las veces nadie se percataba de que yo daba el pecho. pero conozco a alguna “talibana de la lactancia” que no tienen reparo en sacarse lo que se tengan que sacar e incluso subirse la camiseta hasta arriba. Considero que el propietario del restaurante (si es un caso así) está en todo su derecho, igual que echaría a una persona que se medio desnuda. Repito, se puede dar el pecho llevando la ropa adecuada, o si no la llevas, te tapas con un foulard, o lo haces discretamente. Hay casos y casos. Me parece que eso es cuestión de decoro, respeto por los demás y algo de lo que carece mucha gente, educación

Deja un comentario