Beneficios de tener una buena forma aeróbica

Beneficios de tener una buena forma aeróbica

La buena forma aeróbica está directamente relacionada con la eficiencia con la que nuestro cuerpo es capaz de tomar, distribuir y utilizar el oxígeno, y es que desde el punto de vista fisióligico, lo áerobico viene a significar, precisamente, “con presencia de oxígeno“. La energía que  nuestro cuerpo quema procede de la oxidación de la grasa, un proceso que permite la contracción de los músculos y que produce el compuesto químico llamado adenosintrifosfato (ATP).

Por otro lado, la forma aeróbica se mejora mediante el ejercicio aeróbico, y las personas que poseen una buena forma pueden hacer jogging, andar, correr y nadar durante períodos más  largos, con un mejor control de la respiración y con menos signos de cansancio. Otro de los principales beneficios del hecho de tener una buena forma aeróbica repercute en las actividades diarias, ya que las podremos realizar más fácilmente y sin fatigarnos demasiado.

Por ejemplo, si un día de nos hace tarde, podemos correr para coger el tren, o bien podremos rendir mejor en deportes que requieran una buena forma aeróbica, como el tenis o el fútbol. El ejercicio aeróbico puede, además, ayudarnos a perder peso, siempre y cuando lo combinemos con una dieta sana y baja en grasas. Por otro lado, también nos mejora la resistencia muscular y nos aumenta la masa ósea y los niveles de energía.

Entre los beneficios de tener una  buena forma aeróbica a largo plazo podemos citar la prevención de las enfermedades del corazón, de la osteoporsis y de la hipertensión, así como la probabilidad de padecer diabetes en la tercera edad.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario