Empezar el año y ahorrar

ahorrar

Empezamos el 2013, pero a pesar de que el Nuevo Año nos traerá muchas cosas buenas, de momento, seguimos como el año pasado, y eso quiere decir que debemos pensar en el ahorro desde el primer día. A la hora de ahorrar, cada día cuenta, y enero es un mes tradicionalmente “malo” si a esto le añadimos que seguimos en crisis, ya tenemos dos motivos buenos para empezar a ahorrar desde hoy mismo, de hecho, podemos convertir el ahorro en uno de nuestro propósitos de año nuevo. Os damos algunas ideas para que el 2013 se convierta en el año del ahorro.

La hucha de lata. Siempre hay algo de lo que podemos prescindir, algún caprichito que nos damos, un café, un paquete de tabaco… Pues bien, ese dinero se guarda en una hucha de lata, de esas que no se pueden abrir, para tener un dinero seguro que a lo largo del año se irá incrementado. ¿Te habías dado cuenta de que si cada día del año guardas 1€ a fin de año tienes 365€? Si además, este dinero que ahorramos, en lugar de en una hucha lo ingresamos en una cuenta como las que ofrecen OpenBank o ING, nuestro dinero dará algo de interés mensual.

Presupuesto. Este año debe ser el año de los presupuestos ajustados, debemos saber qué dinero entra y qué dinero sale de nuestras cuentas, hay que llevar un control férreo y para ello se puede usar un cuaderno en el que anotemos mes a mes todos nuestros gastos.

La lista de la compra. Todo lo que compremos debe planificarse antes, es decir, hay que hacer una lista de la compra, y no solo en alimentación, también en otros gastos como gastos escolares o en vestidos, es importante ajustarse a esa lista y no permitirse caprichos.

Cuidado con las rebajas. Las rebajas son una gran tentación y el peor enemigos de los ahorradores, así que si no vas a resistirlas, mejor no salgas de tiendas, sí, ya sabemos que hay descuentos de hasta el 70%, pero esos, por ejemplo 30€ que vas a gastar en unos zapatos ¿no los puedes mejor invertir en algo más necesario?

Crédito. Cuidado con pedir a crédito, es fácil disponer de dinero rápido, pero mucho más fácil es ahorrar un poco o sacrificarse algo con las compras y no tener luego que pagar intereses. Para un buen ahorrador, los créditos están prohibidos.

Pagos en el momento. Las facturas y todo los gastos “fijos”, se deben pagar al momento, evita las penalizaciones asociadas con los retrasos en el pago.

Ahorrar es, después de todo, usar la lógica con el dinero, manteniendo siempre nuestras cuentas “en positivo” para evitar posibles sorpresas. 2013 debe ser el año en que nuestras cuentas empiezan a darnos alguna alegría, un poco de esfuerzo puede dar excelentes resultados.

Etiquetas: , , , , , ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario