Los deberes de la escuela

Ahora que ha empezado el curso estamos seguras de que tus hijos empiezan a tener deberes e incluso ya los primeros exámenes. Hay madres y padres que se ponen con sus hijos después de comer a hacer los deberes y que no les permiten jugar hasta haber terminado con los deberes; hay otros padres que confían en que sus hijos hagan los deberes y le dan más autonomía. Pero, ¿cuál sería la mejor opción?

En este caso no hay una respuesta fija a esa pregunta porque cada niño es diferente y cada uno necesita una atención diferente. Hay niños que pueden hacer los deberes completamente solos sin necesitar ningún tipo de ayuda por parte de los padres de tal forma que se crea una especie de hábito ya que saben que, nada más llegar del colegio y comer lo siguiente es hacer los deberes para tener la tarde libre y poder jugar con sus amigos, con los juguetes, ver la televisión,…

Hay otros niños que, no acostumbrados a una rutina ven esto como algo imposible y, a pesar de que se les mande hacer los deberes o ayudarles con ellos tardan más tiempo porque no prestan atención o porque quieren hacer las cosas muy rápido para poder jugar.

Ayudar con los deberes

Hay personas que piensan que lo mejor es no ayudar a los niños con los deberes porque así son ellos mismos tratan de buscar la respuesta que necesitan a los problemas que se le han planteado. Se trataría pues de un aprendizaje autónomo puesto que es el propio niño quien aprende sólo con ayuda de lo explicado en clase.

Hay otras personas que ven bien ayudarles con los deberes, o contratar a una maestra particular para que les ayude y conseguir de ese modo que los niños entiendan mejor tanto la asignatura como los temas de modo que aprendan más. En este caso lo que hay que tener muy claro es que ayudar no significa hacerle los deberes sino encauzar su mente hacia la solución que tiene delante y que todavía no ha visto.

Imagen

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , ,

Sin comentarios todavía

Deja un comentario